Más de 200 personas han asistido a la sesión matinal del Forum Edita Barcelona, en la que han participado Rüdiger Wischenbart, consultor especialista en la industria cultural, en los mercados internacionales del libro y en la innovación del sector, además de ser uno de los grandes expertos en la Feria del Libro de Frankfurt; Luigi Spagnol editor y Vicepresidente de GEMS, uno de los grupos cabecera de Italia que engloba, entre otras, editoriales como Duomo o Longanesi; Ricardo Cayuela, director editorial de Penguin Random House México; la escritora Almudena Grandes, y el agente literario Guillermo Schavelzon.

Rüdiger Wischenbart

Para Rüdiger Wischenbart no es que lo editores se equivoquen es que han cambiado los gustos de los consumidores.

Si revisamos los principales mercados editoriales, China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Alemania y Japón, ocupa ¾ de la industria, en general. Nuestro mercado tiene 50 millones de lectores. Hay más lectores en Francia que en todo el continente Indio.

Hay que invertir en historias, en públicos, en autores. No voy a invertir en el “envoltorio”, que sería la compañía.

El libro físico no desaparecerá. Eso no significa que no se sepa cual va a ser su capacidad económica. La idea que se tenía de desaparición, era un poco idiota. Siempre se va a coexistir, con diversos formatos”.

Luigi Spagnol

Por su parte, Luigi Spagnol, además de hacer una panorámica sobre la situación del mercado editorial en Italia, ha recordado que “con respecto a la edición en Europa, las grandes compañías mundiales, son todas europeas y esto tiene que ver con que en Europa pensamos que no es necesario que haya un equipo de escritores para hacer una buena historia. Creemos en el trabajo individual y solitario de los escritores. En las historias que nacen en el escritorio de un único creador.

Guillermo Schavelzon y Ricardo Cayuela

Una de las sesiones ha estado dedicada a la panorámica hispanoamericana. Para debatir sobre la situación, Guillermo Schavelzon, agente literario pero participando como observador del mercado latinoamericano, ha conversado con Ricardo Cayuela.

Schavelzon ha declarado que “en el panorama internacional, desde España, somos un país excéntrico. El 55% – 60% de libros traducidos son de origen anglosajón. Los libros que se traducen del español al resto de lenguas, no llega al 3%. Si miramos el mercado, respecto a la lengua, cambia la perspectiva y nos encontramos con que España sí es un país central.

Tomando como referencia los principales países en la industria editorial en Latinoamérica, México, Colombia y Argentina, exportan 257millones de dólares e importan 684 millones. Compran más de lo que venden. Por lo que respecta al caso español, el 73% de la exportación de España en Latinoamérica”.

De los libros que importa Latinoamérica, el primer lugar lo ocupa EEUU, el segundo lugar China, en cambio España está en tercer lugar, eso significa que está perdiendo su hegemonía.”

Ricardo Cayuela ha iniciado su intervención con una cuestión: “¿Realmente Barcelona quiere seguir siendo la capital editorial del idioma español? Si la respuesta es sí, eso tiene enormemente unas consecuencias. No quiero hablar desde el lado político. La discusión real es si quiere seguir siendo la capital del mundo de la edición, en lengua española. Esa es la reflexión. ¿qué riesgos y qué consecuencias tiene?”.

Tengo muy claro que esa es una pregunta que debe hacerse el Gremio de Editores: ¿Barcelona quiere ser una ciudad cómoda, burguesa y un hermosísimo parque temático? O quiere ser el corazón vivo y conflictivo de una lengua de más de 350 millones de usuarios?. Esa es la cuestión que debe plantearse, con una respetable decisión, pero es importante hacérsela”.

¿Barcelona quiere ser una ciudad cómoda, burguesa y un hermosísimo parque temático? O quiere ser el corazón vivo y conflictivo de una lengua de más de 350 millones de usuarios?. Esa es la cuestión que debe plantearse, con una respetable decisión, pero es importante hacérsela

Los países Latinoamericanos no podemos reconocer una capital que sea latinoamericana, necesitamos un espacio neutral. No puede estar en Madrid, ya que es la cabeza de la colonia, tiene la RAE, pero sí puede ser Barcelona.

Almudena Grandes

Como cierre de la jornada matinal, hemos contado con la participación de la escritora Almudena Grandes, que ha elogiado la labor de las pequeñas editoriales emergentes.

Ante la pregunta del periodista Antonio Iturbe sobre la innovación desde el papel del escritor, ha añadido que “los escritores innovamos sin darnos cuenta. Empecé con una novela erótica, género que estaba de moda pero que al cabo de los años murió de éxito. Muchas veces somos inconscientes sobre nuestra propia innovación”. La autora siempre se ha mantenido fiel a editorial Tusquets porque la fidelidad editorial “es una autopista de dos direcciones”. Ha reivindicado el papel del editor porque “el autor necesita saber que al otro lado del teléfono hay una persona a la que puede consultar las cosas”.