Iniciamos la sesión de la tarde con uno de los personajes más talentosos, Ferran Adrià, quien ha creado un modelo de negocio adaptado a la nueva era tecnológica, gracias a la innovación, la creatividad y la eficacia.

En su ponencia, Adrià ha destacado que uno de los problemas que sufrimos es que “aquí tenemos grandes ideas pero no nos vendemos. Soy de Messi, pero Cristiano Ronaldo se vende mejor.”

Ha puesto en relieve las limitaciones a las que nos autoimponemos: “La carencia de las empresas es la falta de contenido. No saben qué comunicar. Adaptar un modelo de negocio que funciona no es innovar, la innovación tiene que abrir caminos. El Darth Vader de la innovación, el lado oscuro del que nadie quiere hablar, es la eficacia.

Uno de los componentes imprescindibles para innovar es “que hay que respetar el pasado“. Desde el equipo de El Bulli, ese respeto es el que les ha dado la oportunidad de innovar, arriesgando a que esos proyectos no fueran rentables “hemos ganado dinero, pero también hemos perdido mucho”, aún así siempre han sido y son pioneros en la innovación: “Si tu innovas, tu negocio se puede ir al de al lado. Si no innovas, los inversores se van.

Por lo que respecta a los libros, también en este ámbito ha sido precursor: “Publicamos el primer libro de fotos con luz natural, El sabor del mediterráneo. El primer libro en España, en 1993. Más tarde hicimos la Biblioteca gastronómica, era la primera vez que se catalogaba la historia de la cocina. Sin título alguno y con 7.000 páginas…

Adrià ha mencionado como en pocos años algunos productos se han quedado obsoletos: “En 2006, gracias a una productora y a la colaboración de TVE, realizamos un proyecto audiovisual, en capítulos y en C.D. Se quedó obsoleto ya que los ordenadores dejaron de llevar disquetera. Ahora, años después, hemos creado un catálogo digital, en 18 idiomas, para 170 países y con más de trescientas horas de grabación.

“Nosotros fuimos pioneros en despertar el interés de la sociedad con el paradigma de la alimentación.”